See all Ver todos
| 29Ago2016

La semana 29 agosto 4 septiembre

Por: Alfonso Morales Celis

Chile

La presentación de los resultados de la encuesta CEP, la multitudinaria manifestación “No más AFP”” y el alza meteórica de investigaciones sobe el Grafeno, como sustituto del cobre, han destacado en la semana que termina.

La encuesta realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP) es, sin duda, la más importante de las que se realizan en el país. Los resultados de la última versión, que anunciaba por primera vez un sondeo sobre la elección presidencial de 2017, acaparó la atención de la opinión pública y de los medios de prensa. Sin embargo, pese a la expectativa, el dato que más impactó fue el 15% de aprobación y el 66% de rechazo otorgado por la ciudadanía a la Presidenta Michelle Bachelet. Ya se especulaba sobre unos malos resultados en la aprobación ciudadana, pero nadie creía en un cifra tan dramática para la Presidenta y aún peor para su gobierno (…).  La sensación generalizada es que la mandataria nunca logró recuperarse del escándalo que envolvió a su hijo y se encuentra desorientada y sola. La coalición que sustenta su gobierno, la Nueva Mayoría, en la práctica no existe. Cada partido tiene, y la expresa públicamente, una opinión diferente sobre las grandes reformas anunciadas en campaña y después de dos años de gobierno, con mayoría en ambas cámaras, se encuentran enredadas en el Congreso y son rechazadas por más del 60% de la población, según la misma encuesta CEP. Ante este panorama, resulta casi lógico que los presidenciables comiencen a tomar posiciones para una larga carrera, pues la elección está fijada para fines del 2017. Comentarios sobre la encuesta señalan que el país se encuentra en un estado de “desesperanza” y se precisan cambios profundos. Curiosamente, para ese cambio, los encuestados y actores relevantes del mundo político sitúan en las mejores posiciones a los ex Presidentes Lagos y Piñera. Entre la confusión imperante, habría que mirar con atención el frente amplio anunciado por los jóvenes diputados Boric y Jackson y al que se sumarían otras fuerzas de Izquierda en busca de una alternativa al desalentador panorama político actual.

“No más AFP”, fue el clamor que más de un millón de ciudadanos hizo oír en las calles de Chile hace unos días. Los reclamos al sistema de pensiones de capitalización individual impuesto por la dictadura de Pinochet en 1981 se justifican ante las jubilaciones miserables que el sistema asigna a sus afiliados. Contrariamente al 70% ofrecido como tasa de reemplazo, la realidad reduce la cifra al 30% promedio. Es decir, un trabajador que en actividad gane 500 mil pesos, se jubila con 150 mil. Esta situación, entre otras consecuencias, ha obligado a muchos ciudadanos a continuar trabajando lo que reduce las oportunidades para los jóvenes y propicia la aparición de puestos de trabajo basura. La situación se ha visto agravada por el desvelamiento de pensiones millonarias, cobradas por funcionarios de confianza (políticos) en algunos servicios públicos, además de las que mantiene el personal de las FF.AA., Carabineros, Investigaciones y Gendarmería. El Gobierno, por su parte, se ha vista obligado a anunciar algunas medidas que no van al fondo del problema y que han provocado más indignación en las organizaciones sociales que sustentan el movimiento “No más AFP”. Se anuncian nuevas movilizaciones para los próximos días, a las que se siguen sumando personas y organizaciones, que reclaman soluciones a un gobierno que se muestra incapaz de responder a las demandas. Todas las manifestaciones, es preciso destacarlo, se han desarrollado con total normalidad y en un ambiente familiar y festivo.

El cobre también ha sido noticia esta semana. Por un lado las declaraciones del presidente del directorio de CODELCO: “No hay un puto peso”, fue su sentencia pública frente a la situación financiera de la empresa. Se suma a ello la información que da cuenta de los altísimos sueldos que reciben los ejecutivos de una empresa estatal que no pasa por su mejor momento. Para completar el oscuro panorama del “sueldo de Chile”, El Mercurio ha publicado algunas noticias que reabren el viejo debate sobre la viabilidad del Grafeno como sustituto del cobre. Este es un material sintético y se obtiene a partir del grafito que se extrae de las minas de carbón. El aumento explosivo de inversiones en investigación sobre este material ha encendido las alarmas en el sector minero y en la Administración. No hay que olvidar que el cobre es parte importante de los ingresos nacionales y cualquier alteración en su precio o una posible competencia produciría un desequilibrio en las cuentas públicas del país. Como siempre hay voces que llaman a la calma, argumentando que falta un tramo largo de tiempo para que esa amenaza se concrete. Por otro lado, hay otras que reclaman una mayor inversión en investigación sobre el tema en Chile, que es el principal afectado.

España

Las negociaciones entre el PP y Cds para formar gobierno, la fecha para la sesión de investidura y los últimos datos económicos se han tomado la agenda de la semana.

Desde que se iniciaran las conversaciones entre los equipos negociadores de ambas formaciones políticas, se ha pasado del optimismo extremo al ultimátum dado por Ciudadanos para que en 48 horas el Partido Popular dé una respuesta satisfactoria a sus requerimientos. La sensación extendida entre la opinión pública es que Rivera, sin explicación alguna, ha rebajado sus demandas y ha cedido frente al PP en puntos relevantes de la negociación. La definición de lo que se entiende por corrupción, por ejemplo, ha desatado una controversia pública que deja en muy mal pie a las huestes de Rivera. Al parecer, los viejos zorros del PP se han encontrado frente a unos ingenuos jóvenes aprendices de políticos, que hasta ahora no han logrado aclararse en cuanto a lo que efectivamente buscan lograr para mejorar la vida de los españoles.  La situación se enreda,  el PP gana tiempo y posterga las definiciones (especialmente las cifras económicas) para después de firmado el acuerdo. Obliga así a Ciudadanos a rendirse en beneficio de “desbloquear la situación”.  El plazo propuesto, que no exigido, por el equipo de Rivera termina el sábado 27 de agosto. Sin embargo se cree las negociaciones continuarán después de la firma pública, con fotografía incluida, de un acuerdo que no obliga a nada si se tiene en cuenta que falta lo más importante: los votos.

El acto parlamentario también ha tenido su historia. La Presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha fijado la sesión para el día 30, a las cuatro de la tarde. Con lo cual ese día sólo habrá tiempo para escuchar la propuesta del candidato Rajoy. Los grupos políticos intervendrán a partir del día siguiente. Es decir, el PP repite exactamente lo que hizo antes el PSOE y el Presidente del Congreso de entonces Patxi López. Las críticas no se han hecho esperar. Si se recuerda el procedimiento anterior fue duramente cuestionado por los voceros del Partido Popular. Ahora, es el PSOE quién pide explicaciones. En definitiva, ambos partidos se han encargado de explicar al respetable por qué lo mal hecho por los otros, es bueno si lo hacen ellos. Un salvavidas de plomo que deteriora aún más la opinión que de la clase política española tienen los ciudadanos.

Como todo no han de ser desgracias, se ha anunciado el fin de semana que el PIB ha experimentado un alza del 0,8 durante el segundo trimestre, una décima más de lo presupuestado. El consumo familiar y el aumento de las inversiones son los factores que más incidieron en la cifra. Se ha destacado el hecho de producirse este aumento en un momento en que el país se encuentra con un gobierno en funciones. El ministro De Guindos, por su parte, planteó que es mejor mirar el fenómeno desde otro punto de vista y pensar en cuánto más habría aumentado la cifra si se hubiese constituido ya el gobierno.

Y se terminan las vacaciones. Todo el mundo de vuelta y a “currar” como corresponde después del merecido descanso. Se encontrarán con temperaturas todavía altas y que harán más difícil la reincorporación. El comentario, para decirlo en una frase novedosa, será “lo bueno dura poco”.