See all Ver todos
| 29Ago2016

Licitación energética: también hay buenas noticias

Por: Carlos Morales Sánchez

Hace unos días, hemos conocido el resultado de la mayor licitación energética realizada por la Administración chilena, lo que supone –en cierta medida- acabar con una especie de monopolio que existía en el tratamiento energético chileno.

Hay políticas públicas que se pueden diseñar para mejorar la calidad de vida de los chilenos y a la vez favorecer el desarrollo empresarial comprometido con los nuevos tiempos. La energía limpia es una de ellas. Esto es lo que debe pensar el ministro de energía de Chile, Máximo Pacheco, pues a la larga este proceso traerá un ahorro en la cuenta de los usuarios del sistema –verificable en dinero a fin de mes- una vez se hayan desarrollado los proyectos en los próximos años; así como una apuesta clara por las energías limpias. En este sentido, cabe destacar que más de la mitad de los GWh adjudicados, fueron a proyectos de renovables.

La gran participación de empresas españolas –algunas de las cuales resultaron siendo adjudicatarias- es una enorme oportunidad para las pymes españolas que se han especializado en los últimos años en esta área de la energía. Sin lugar a dudas, es una oportunidad que habrá de aprovecharse profesionalizando, en mayor medida, muchos de sus procesos y aprovechar la oportunidad que se presenta para los próximos años.

El color español ha venido de la mano de  Global Power Generation (Gas Natural Fenosa), Acciona, Cox Energy, Solarpack e Ibereólica como indica El Periódico de la Energía y que será muy interesante seguir de cerca, pues generará una importante actividad en la internacionalización de empresas pequeñas y medianas que busquen crecer en un mercado competitivo y desarrollado como es el chileno.

Desde mi punto de vista, sólo puedo alegrarme por una propuesta levantada por este Gobierno y que se ha llevado adelante después de muchas postergaciones y dificultades para encontrar espacio político o bien para sacarlas adelante.