See all Ver todos
| 07Sep2016

Reforma Tributaria: Informarse es un deber

Por: Emmanuel Baeza

El sistema tributario chileno, antes de diciembre de 1982, tenía profundas diferencias con el actual sistema de renta efectiva con contabilidad completa. Pero, a la vez, varios puntos de coincidencia con la nueva reforma tributaria.

¿Qué pasaba antes de 1982?, gravaba a la persona natural,  accionista ó socio, con domicilio y/o residencia en Chile, tanto en las rentas devengadas como las percibidas (retiradas y no retiradas), respecto de la parte de la utilidad que le correspondía en una empresa que pagaba impuesto de primera categoría.

Por aquellos tiempos ésto trajo consigo que las empresas ahorraran menos, no existía incentivo por dejar las utilidades en la empresa, y llevó a aumentar la relación que las empresas tenían entre deuda y capital. Bajo este escenario económico, a principio de los años ochentas, se realiza una gran reforma tributaria, Ley Nº 18.293, con el objetivo de incentivar la inversión y el ahorro. Esta Ley desgrava las rentas de las personas naturales por las utilidades que no han sido efectivamente retiradas, además al momento de recibir estas rentas se les da como crédito  todo el impuesto que ha pagado la empresa (integrando ambos). Este es el motivo por el que decimos que  los dueños de acciones pagan impuestos sobre la base de utilidades percibidas y la empresa paga sobre utilidades devengadas.

En este punto es donde se crea el Fondo de Utilidad Tributaria (FUT), registro que ha sido motor importante del crecimiento económico de nuestro país. El FUT es un sistema de registro para todos aquellos contribuyentes que declaren rentas efectivas en primera categoría, demostradas a través de contabilidad completa y balance general. En este fondo se guarda la historia de las utilidades tributables y no tributables generadas por cada una de estas empresas, además de llevar el registro de los créditos que se van generando.

Durante su segundo gobierno, la presidenta de la república Michelle Bachelet Jeria envía un  proyecto de ley al parlamento para modificar el sistema tributario actual, entregando como razón principal el cubrir las demandas sociales. Por ejemplo,  financiar con ingresos permanentes la reforma educacional, políticas de protección social, disminuir el déficit fiscal estructural, mejorar la equidad tributaria, disminuir la evasión y elusión de impuestos entre otras cosas.

Esta reforma tributaria contempla varios cambios importantes  al sistema actual. El FUT se mantiene sólo como registro histórico y no se tendrá que realizar más el cálculo de éste. También contempla dos regímenes tributarios nuevos, que entran en vigencia el 1º de enero del 2017, en reemplazo del actual (renta efectiva en primera categoría), renta atribuida y renta parcialmente integrada, cada uno con registros que reemplazan al FUT.

En el régimen de renta atribuida, el dueño de una empresa tributará  por el 100% de la renta que genere su negocio, haya ó no retirado la utilidad de éste. Sin embargo, en este sistema el accionista, socio ó comunero mantendrá como crédito imputable a su impuesto personal todo el impuesto pagado por la empresa.

En el caso de la renta parcialmente integrada los socios de una empresa tributarán sobre las utilidades efectivamente retiradas, con un crédito imputable a su tributo personal del 65% del  impuesto pagado por la empresa.

Tendrán  derecho a optar por cualquiera de las dos opciones de régimen tributario las empresas de responsabilidad limitada, empresario  individual,  (exceptuando las comanditas por acciones), comunidades, sociedades por acciones (SPA) conformadas exclusivamente por personas naturales con domicilio o residencia en Chile y/o contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile, los  contribuyentes del artículo 58 N° 1 de Ley de la Renta. Por el contrario, no podrán optar a renta atribuida, por lo tanto quedarán automáticamente en el sistema de renta parcialmente integrada las sociedades anónimas, abiertas ó cerradas, las sociedades comanditas por acciones y cualquier sociedad que tenga dentro de su sociedad al menos un socio, accionista ó comunero que sea persona jurídica domiciliada en Chile.

Las empresas que tengan la facultad de optar por régimen tributario  (sociedad de responsabilidad limitada y SPA)  que tengan socios o accionistas personas naturales  y no opten en el plazo estipulado por un régimen tributario, quedarán automáticamente en renta atribuida (en el caso de las SPA deben cumplir cierta formalidad).

Cumpliendo las condiciones establecidas, el período mínimo que debe permanecer un contribuyente en cualquiera de estos dos regímenes es de cinco años, a menos que cumpliendo los requisitos deseen cambiarse al régimen simplificado14 ter ó régimen de renta presunta.

La tasa de impuesto que pagarán las empresas, primera categoría,  será de un 25% en renta atribuida y en el caso de renta parcialmente integrada será de un 25,5% el 2017 y a partir del 2108 subirá a un 27%.

En ambos regímenes los socios, accionistas ó comuneros con domicilio ó residentes en chile pagarán impuestos personales, global complementario, con una tasa progresiva que irá desde un 0 a un 35%. Así mismo, las personas domiciliadas ó residentes en el exterior pagarán el impuesto Adicional de 35%.

En definitiva, aunque la reforma tributaria es bastante más extensa de lo que les hemos podido comentar, esta columna nos pondrá en alerta en cuanto a una muy importante primera decisión que el contribuyente debe tomar y que merece la pena se tome un momento para revisar su situación y entender como se afectará con la reforma , ya  que en algunos casos el no optar por ningún régimen, significará que por defecto quedar en uno de ellos, y no necesariamente habría sido el escogido si hubiese estado informado.

¿Cuál es la mejor decisión? ….. Dependerá de las ventas, del resultado anual, de las proyecciones de crecimiento  y otros factores que son muy importantes revisar  e informarse .